¿Te dijeron que debes empezar a usar gafas? Aquí te contamos como elegirlas

13 de septiembre de 2017
Compartir en  

¿Te dijeron que debes empezar a usar gafas? ¿No sabes cómo escoger las mejores para ti? ¿Qué debes tener en cuenta al elegir? Hoy te contaré lo que aprendí cuando me dijeron que debía usarlas de forma permanente, en mi vida solo había usado gafas de sol así que al principio no me sentí bien, ese tipo de decisiones que tienen que ver con lo que usaré durante mucho tiempo nunca me han gustado, sin embargo, decidí ponerle la mejor actitud.

Vine a Palmetto Plaza y visitando sus ópticas me asesoraron súper bien, no sabía todo lo que debía tener en cuenta al elegir mis gafas, el modelo que me gustaba no iba para nada con mi tipo de rostro, ¡hubiera sido terrible comprarlas!, así que aquí les comparto lo que aprendí, seguramente al leerlo te evitarás algunos dolores de cabeza.

Identifica tu tipo de rostro y selecciona la forma adecuada:

 

Tipo de gafas

 

  • Tienes rostro cuadrado si: es ancho en todos los puntos, no es muy largo, tu mandíbula es angular y tus pómulos son marcados.

Gafa rostro cuadrado

Te recomiendo las gafas redondeadas u ovaladas, no redondas, con marcos que suavicen y alarguen las facciones de tu rostro.

 

  • Tienes rostro circular si: tus pómulos son anchos, tu mandíbula y frente reducidas y el contorno de tu cara se parece mucho a un círculo.

Gafa rostro circular

Las gafas que mejor te quedarán son las que tienen curvas, que encierran el ojo con mayor exactitud, con marcos gruesos y amplios, hay que evitar los que son rectos o con filos.

 

  • Tienes rostro triangular si: tienes frente ancha y barbilla estrecha terminada en punta.

Gafa rostro triangular

Te conviene usar una montura ovalada con bordes superiores redondeados, lo ideal es usar monturas con formas que se abran en las mejillas con motivos que adornen en la parte superior.

 

  • Tienes rostro ovalado si: tu frente es un poco más ancha que el resto de la cara, la línea de la mandíbula reducida y pómulos estrechos. Este tipo de rostro es considerado como el ideal en cuanto a forma y proporciones.

Gafa rostro ovalado

Puedes experimentar con diferentes estilos y tamaños de gafas que sean proporcionales a tu rostro. Te irán bien aquellas que cubran tus cejas con una montura rectangular y gruesa, pero puedes atreverte a experimentar.

 

  • Tienes rostro en forma de diamante si: tu cara es más larga que ancha, tus pómulos son la parte más ancha de la cara, el mentón puntiagudo, y tu frente estrecha aproximadamente del mismo ancho que la mandíbula.

Gafa rostro diamante

Las gafas que más te favorecen son las ovaladas pues suavizan el contorno del rostro, lo mejor es usar monturas con líneas gruesas en la parte superior sin adorno en la parte inferior.

 

  • Tienes rostro en forma corazón si: tu frente es más ancha, tus pómulos son marcados y tu barbilla termina en punta, es pequeña y poco pronunciada.

Gafa rostro corazón

Te favorecen las gafas ovaladas, aunque también puedes elegir lentes grandes y cuadrados, que no superen la altura de las sienes. Debes optar por monturas más anchas en la parte inferior.

 

Elige el color teniendo en cuenta el tono de tu piel

Si tu piel es de tonalidad fría puedes usar monturas azules o de colores derivados, también te luce el blanco, negro, ciruela, magenta y rosa.

Si tu piel es de tonalidad cálida tu color es el amarillo, pero puedes probar también con el caqui, azul marino, rojo anaranjado y marfil, las de color dorado o bronce también te quedarán muy bien.

Elige el tipo de lente

  • Los lentes asféricos tienen una superficie frontal esférica, su curvatura cambia gradualmente desde el centro hacia los bordes de los lentes. Este tipo de lentes te brindan corrección a las distorsiones leves de la visión y son más delgados y livianos.
  • Los lentes bifocales son usados para corregir la miopía y la hipermetropía. La parte superior sirve para ver de lejos y la parte inferior de cerca.
  • Los lentes trifocales añaden una sección para personas que necesitan ayuda para ver objetos que están muy cerca. Aumenta el alcance de tu visión y ofrece un amplio campo visual.
  • Los lentes de alto índice son diseñados con alta tecnología para personas con un aumento mayor, son mucho más delgados que los antiguos y son livianos y cómodos.
  • Los lentes fotocromáticos se oscurecen automáticamente al quedar expuestos al sol, eliminando así la necesidad de usar gafas de sol. Este tipo de lentes está disponible en todos los diseños y materiales.
  • Los lentes polarizados reducen el resplandor reflejado por las superficies, haciendo que las imágenes sean más claras y nítidas. Pueden ser utilizados en interiores por personas sensibles a la luz y están disponibles en gafas de sol recetadas y no recetadas.
  • Los lentes de policarbonato son flexibles y resistentes a los golpes. Tienen una alta durabilidad, además tienen filtros de rayos UV incorporados para prevenir problemas de la vista.
  • Los lentes progresivos tienen una suave progresión en su aumento, permitiéndote ver de lejos y de cerca.

Elige el recubrimiento

  • El antirreflejo se usa para reducir el cansancio de la vista provocado por el resplandor y el reflejo de las luces. Ayuda a que la visión sea más nítida y protege los lentes de rayones y manchas.
  • El de reducción de luz azul, es un recubrimiento avanzado que reduce la exposición a la luz azul de los smartphone, tablet, computadores, televisores, entre otros.
  • La resistencia a rayones ayuda a evitar que los rayones dañen tus lentes y minimizan el desgaste diario.
  • La protección UV ayuda a bloquear la sobreexposición de los ojos a los rayos ultravioletas.

Es importante también tener en cuenta que:

  • El color de tu montura debe conservar la armonía con el color de tu cabello.
  • No todas las monturas pueden adaptarse a algunos tipos de lente, así que muéstrale tu formula al asesor de la óptica para que puedan elegir bien.
  • El peso de la montura sin el lente no debe molestarte sobre la nariz
  • El puente de las gafas debe encajar con la forma de tu nariz, sin dejar marcas o molestias
  • Las patas de las gafas deben reposar sobre las orejas, si son encorvadas deben seguir su forma pasando por detrás.

Al final descubrí que mi rostro tiene forma de corazón y elegí siguiendo las recomendaciones, escogí un lente fotocromático con recubrimiento UV y le dije adiós a mis gafas de sol. Cuando empecé a usarlas me sentí muy emocionada pues me gustaba lo que veía, además muchas personas me dijeron lo bien que me quedaban, así que no me equivoqué.

Espero que ahora que sabes esto puedas disfrutar mucho más la compra de tus gafas, pruébate todas las que quieras, pregunta mucho al asesor de la óptica y envíale a foto a tus amigas/os o pareja para que te ayuden en la elección, al final compra las que mejor te hagan sentir y disfruta esta nueva parte de ti.

Soy Annie Palma y Palmetto Plaza es mi segunda casa, a partir de hoy estaré contándote mis experiencias en este blog y espero te gusten.

¡Recuerda cada semana una nueva entrada! Dinos sobre qué te gustaría leer.

Fuentes:

 

 

Compartir en